martes, 3 de diciembre de 2013

SOMOS ORIENTACIÓN Hace más de tres décadas, algunos países europeos iniciaron la escolarización de alumnos con importantes dificultades de aprendizaje en las mismas aulas en las que se acogía al conjunto de todo el alumnado. Este proceso de integración escolar se importó a España, donde, en los últimos veinte años, se ha implantado la figura del orientador educativo, un cuerpo de licenciados en Pedagogía o Psicología, que en primaria conforman equipos de asesoramiento especializado a los Centros, y en los Institutos de enseñanza secundaria forman parte de su plantilla de profesores. Este profesional ha gestionado desde entonces la respuesta a la diversidad educativa, trabajando con todos los agentes implicados: alumnos, padres y profesores, y contribuyendo a que cualquier problema, independientemente de su causa, encontrara la forma más racional y adecuada de solución. Los orientadores han facilitado la formación y las condiciones de aprendizaje de miles de chicos y chicas, asesorando sobre los itinerarios formativos más acordes a los intereses, las características y los deseos de nuestros jóvenes y respondiendo a las demandas de toda una sociedad que busca y precisa en los centros educativos la necesaria atención, la deseable comprensión, le prescriptiva solución, la debida profesionalidad y la mejor educación posible. El orientador detecta las dificultades de aprendizaje, las analiza y valora, y define las medidas más adecuadas para ajustar la respuesta educativa al logro del máximo potencial formativo de nuestros alumnos, de todos ellos: discapacitados; con desventaja social, económica y cultural; de altas capacidades; con dificultades generalizadas o específicas de aprendizaje; con mejor o peor rendimiento… Así pues, según sean los factores que incidan en el aprendizaje, se ajusta la intervención del orientador, tanto desde la prevención -generando y promoviendo espacios y programas ricos en estímulos que posibiliten el desarrollo integral del alumnado- como sintomático -una vez detectado el problema, consensuando y concretando criterios de solución, en coordinación con las instancias corresponsables educativas- La labor del orientador es, en definitiva, contribuir a mejorar la educación en nuestros Centros, ofreciendo posibilidades y caminos a nuestros alumnos para que encaren y se preparen para el futuro que más se acerque a sus sueños, potenciando de forma efectiva todas sus capacidades y competencias. La Asociación de Orientadores de la Región de Murcia –APOEMUR- ha comenzado una nueva etapa: ha renovado la junta directiva y está trabajando para sumar las voces de todos los profesionales de la orientación de la comunidad murciana. Su objetivo principal es seguir desarrollando y afianzando en el sistema educativo todas las tareas inherentes a la especialidad de orientación educativa en sus distintas etapas: infantil, primaria, secundaria, adultos… y así mejorar las prestaciones que este servicio ofrece, contribuyendo firmemente a la defensa de la cualidad que todos más apreciamos y deseamos en toda oferta educativa: la calidad. APOEMUR aprovecha esta ocasión para ponerse a disposición, de los distintos componentes de la comunidad educativa (padres, profesores, alumnos, instituciones, administración…) para establecer cauces de comunicación válidos y eficaces que contribuyan a la mejora de nuestro ejercicio profesional, con todos y para todos.

3 comentarios:

  1. Mucho ánimo a APOEMUR. Me gustó mucho el texto. Espero que no os importe que haya compartido y citado un fragmento en OrienTapas: http://orientapas.blogspot.com.es/2013/12/somos-orientacion.html

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Al contrario. Agradecemos tu colaboración y ánimos. Esperamos seguir "inspirando" difusiones.

    Saludos

    ResponderEliminar